Cuandi te niegas a aceptar

Cuando vienes de la cocina

Para que no te confundan