Un verdadero caballero

Es una pena