En la adversidad

Ya te mandas solo

ponerse en el lugar del otro