Hecha pedazos, pero siempre fabulosa

La historia de Hope

Al panteon por una cerveza