mi bendicion

ni en la epoca de la esclavitud costaba tanto un negrito

Desayuno por profesiones