Por qué estás tan contenta?

.

Santa, yo quiero…

Nunca le cortes las alas