Sigue con tus ironias

Si hubiese ganado la guerra

René Laënnec