Todos tenemos un amigo así.

A quien no le ha sucedido.

Señales que tu hijo está malcriado

Hablar con la cabeza vacía