Un verdadero caballero

Ni hablarle…

Mirando al Pajarito!

El que te armó